Bioseguridad aplicada a la odontología, un tema esencial de seguridad

El trabajo de un profesional de la salud siempre debe incluir medidas de seguridad, tanto para él como para el paciente, y en los tiempos actuales, para afrontar la pandemia se necesita redoblar el esfuerzo invertido. El trabajo en la odontología debe atender en especial todas estas precauciones de bioseguridad.

Estas conforman un protocolo aplicado para garantizar la salud de todos los presentes en una clínica y así evitar la propagación de enfermedades. Esto incluye prevención, esterilización de materiales, uso de equipos de protección para ambos, y procedimientos para evitar la posible contaminación o infección posterior al tratamiento realizado.

Lo primero es establecer una consulta previa cita por teléfono o alguna otra vía directa, en la que se cuestionará al paciente sobre su situación para evaluar posibles riesgos de salud y, en caso de que estos existan, considerarlos para poder aplicar el procedimiento de manera más segura para todos.

Si el paciente presenta alguno de los síntomas característicos de una enfermedad respiratoria similares a los que causa el COVID-19, solo deberá buscar atención odontológica si su caso es grave y de urgencia. De lo contrario, lo mejor es esperar para no poner en riesgo la salud de otras personas.

Previo a la atención, todas las superficies del consultorio dental donde hay contacto deben ser tratadas con algún medio desinfectante, de manera que asegure la inocuidad al tocarlas. Esto se repetirá después de terminada la consulta, y antes de que el siguiente paciente ingrese al consultorio.

La higiene personal y en especial el correcto lavado de manos, antes y después de la atención de cada paciente, así como el uso de un antibacterial de base hidroalcohólica son imprescindibles. Sin embargo, el odontólogo debe emplear también guantes de látex y desecharlos después de cada atención.

Para evitar el contacto con las micropartículas originadas con la respiración, se deben emplear algunos métodos de protección de barrera como mascarillas y gorros desechables, lentes de protección, ropa médica de trabajo y cubiertas para zapatos descartables. Esto en prevención del contacto con saliva, sangre u otros.

El uso de enjuague previo al procedimiento puede disminuir la carga viral, por lo que es conveniente que este se aplique durante un minuto. Posteriormente, se puede emplear un dique de goma que minimice la superficie expuesta de mucosa oral y los aerosoles que se generan durante un tratamiento dental.

Además, una clínica dental debe aplicar las siguientes medidas de bioseguridad:

  • Desinfección de instrumentos, superficies de aditamentos y aparatos con una solución de alcohol a un 60 % aproximadamente, o de hipoclorito entre un 3 % y 5 %.
  • Usar una barrera protectora adherible para el sillón dental.
  • Evitar las revistas, periódicos o cualquier publicación que habitualmente colocarían en la sala de espera.
  • Tener gel antibacterial disponible para el uso de pacientes y visitantes.
  • Desinfectar dispositivos electrónicos como tabletas, pantallas, computadoras o cualquier otro aparato que se emplee en el consultorio.

En Endo Perio Dental Center la bioseguridad siempre ha sido clave en nuestra atención, y frente a la pandemia intensificamos el cuidado de pacientes y especialistas de la odontología. Si tú necesitas de nuestros servicios profesionales, no dudes en que tendremos el mayor esmero en la protección de tu salud.

¡Te esperamos en nuestras clínicas! Pon en nuestras manos el cuidado de tu sonrisa y muéstrasela al mundo: es tu mejor carta de presentación. Endo Perio Dental Center, ¡tu mejor opción en salud bucodental!

 

 

 

 

Servicios dentales

Agendar una cita

¿Deseas agendar una cita? Llena el siguiente formulario con todos tus datos para agendarla.