¿Cuáles son las enfermedades dentales más frecuentes y cómo prevenirlas?

México se encuentra entre los países con más problemas dentales debido a la falta de atención en higiene bucal y control odontológico. Además, consumir frecuentemente alimentos que promueven el crecimiento bacteriano también provoca daños y deterioro en dientes y encías, problema muy común en nuestro país.

Las cifras son en realidad alarmantes al considerar que, de acuerdo a la Asociación Dental Mexicana, el 85 % de la población nacional sufre de caries y un 90 % de gingivitis, por lo que la prevención de estas enfermedades disminuiría complicaciones mucho más graves, así como el costo que implica su tratamiento.

Entre las enfermedades bucodentales más frecuentes, además de las ya mencionadas caries y gingivitis, encontramos afecciones como periodontitis, bruxismo, halitosis, pulpitis, mal oclusión y abscesos dentales. Cabe mencionar que algunas de estas afecciones son el resultado del avance progresivo de otras, de ahí la importancia de detectar y tratar cualquier problema dental.

La caries se produce por la desmineralización debido a la pérdida de calcio, fosfato, magnesio y zinc producida por consumir alimentos ricos en carbohidratos fermentables y la presencia de bacterias cariogénicas. No tratarla puede derivar en afecciones muy dolorosas como la pulpitis, que se presenta cuando la caries llega a la pulpa dental.

La gingivitis es causada por las bacterias de la placa bacteriana y provoca inflamación y enrojecimiento de las encías. Así, uno de los síntomas de este padecimiento es el sangrado al cepillarse, y no tratarlo adecuadamente produce otra complicación: la periodontitis, que afecta al hueso que da soporte al diente.

El bruxismo es la acción involuntaria del paciente de apretar y rechinar los dientes normalmente mientras duerme, lo que produce desgaste de las piezas dentales y dolor en la zona mandibular. Este padecimiento es provocado principalmente por estrés, equívocos hábitos al dormir, postura incorrecta o mala alineación dental.

La halitosis es más que solo un mal aliento producto de algún alimento o por pasar un periodo largo de tiempo sin cepillarnos. Puede ser indicio de un problema más serio como caries o infecciones en boca, nariz y garganta, o incluso de alguna enfermedad gástrica, hepática o renal.

La maloclusión se refiere a la mala posición de las piezas dentales, lo que provoca que los dientes no encajen con sus parejas del maxilar opuesto. Esto, además de afectaciones estéticas, causa problemas para masticar e incluso para una correcta fonación. Para corregir este problema, debe recurrirse a la ortodoncia.

Un absceso dental es consecuencia del agravamiento de una caries, una periodontitis o de un diente roto, condiciones que permiten la entrada de bacterias en la pulpa del diente y esto provoca una acumulación de pus que, de no tratarse correctamente, puede llevar a una infección del hueso y tejidos circundantes.

Servicios dentales

Agendar una cita

¿Deseas agendar una cita? Llena el siguiente formulario con todos tus datos para agendarla.