¿Sufres dolor en cara, área mandibular y oído? ¡Cuidado! Podrías padecer trastorno de la articulación temporomandibular y no saberlo.

Nuestro cuerpo tiene una gran cantidad de articulaciones, incluso en el cráneo. En él encontramos las no muy conocidas articulaciones fijas, cuya función es mantener unidos los huesos que forman el cráneo y las articulaciones que permiten el movimiento mandibular; a cada una de estas se les llama articulación temporomandibular.

El movimiento realizado por esta articulación, en conjunto con los músculos que conectan la mandíbula inferior al cráneo, es lo que nos permite realizar actividades tan vitales como masticar o hablar; por lo tanto, al sufrir alguna lesión o padecimiento, nuestra calidad de vida se puede ver afectada.

El trastorno de la articulación temporomandibular, también conocido como TTM, incluye además afecciones a estructuras cercanas o relacionadas con esta área como músculos de la mandíbula, cara y cuello, ligamentos, vasos sanguíneos, nervios y dientes. Este trastorno puede confundirse con otras afecciones, por eso es importante detectar algunos de los síntomas más comunes, por ejemplo:

  • Dificultad o molestia al morder o masticar.
  • Dolor o sensibilidad en el área de la mandíbula o en el oído.
  • Dolor de cabeza o presión detrás de los ojos.
  • Debilidad de los músculos de la mandíbula.
  • Un chasquido o un sonido de ‘clic’ al abrir o cerrar la boca.
  • Mandíbula que bloquea o se sale de lugar.
  • Hinchazón de la cara.
  • Cambios de la posición habitual en que los dientes encajan al cerrar la mandíbula.

 

Las causas del trastorno de la articulación temporomandibular son variadas, desde una mala mordida, erosión del disco cartilaginoso de la articulación, bruxismo, uso inadecuado de dispositivos de ortodoncia, artritis, dislocaciones, problemas estructurales de nacimiento; hasta dietas deficientes, daños a la articulación por golpes o, incluso, la falta de sueño.

Si presentas alguno de los síntomas mencionados, debes buscar asesoría profesional, ya que el diagnóstico de este padecimiento solo puede realizarlo un odontólogo que seguramente requerirá radiografías, exámenes de músculos y tejidos de la cabeza y cuello, o bien alguna tomografía o resonancia magnética para confirmar el padecimiento.

Los tratamientos para este trastorno pueden reducir o eliminar por completo los síntomas; por ejemplo, los analgésicos o antiinflamatorios, el uso de férula o guarda de noche que evite apretar los dientes, estimulación de nervio con corriente eléctrica de bajo nivel y técnicas de relajación, entre otras cosas.

En casos extremos donde el tratamiento no sea suficiente, la cirugía es la última opción; de ahí la importancia de acudir con un profesional de la odontología que diagnostique y seleccione el tratamiento más adecuado, de manera que se recupere totalmente la calidad de vida del paciente previo al padecimiento.

Si tienes alguno de los síntomas descritos o padeces de este trastorno y buscas una solución, ¡no esperes más y acude con nosotros! En Endo Perio Dental Center contamos con especialistas que darán alivio a este o cualquier otro problema odontológico que sufras, usando los mejores equipos para diagnosticarte apropiadamente.

En Endo Perio Dental Center tu bienestar es lo más importante. Agenda tu cita y pon tu salud bucal en nuestras manos con la confianza de que recibirás la mejor atención en endodoncia, periodoncia y cirugía oral. Y si vives fuera de México, pregunta por nuestro servicio de gestión de turismo médico, ¡nos encantará recibirte y darte el mejor servicio!

 

 

 

Servicios dentales

Agendar una cita

¿Deseas agendar una cita? Llena el siguiente formulario con todos tus datos para agendarla.