Cirugía bucal en qué casos es necesaria.

La cirugía bucal, comprende el diagnóstico y tratamiento quirúrgico de dientes, boca, maxilares, y tejidos. Los casos más comunes son los siguientes:

• Dientes encimados: El que un paciente tenga los dientes en mala posición o encimados, resulta además de incómodo y visiblemente poco estético; son difíciles de limpiar y en ocasiones se puede tener demasiado sarro, inflamaciones de encía y otros problemas que se desencadenan a raíz de la mala posición. Por desgracia este problema no siempre se puede solucionar con un tratamiento de ortodoncia, sino que es necesario recurrir a una cirugía, la cual ayudará a reacomodar toda la dentadura de manera que no se presenten enfermedades posteriores en nuestra boca.

Muelas del juicio o Terceros molares: La cirugía de las muelas del juicio es de las que se realizan con más frecuencia, ya que estas muelas carecen de suficiente espacio para poder salir de forma normal, por lo que la mayoría de las personas y los dentistas optan por extraerlas. Por ejemplo, en algunos casos estas muelas presentan más problemas al estar en nuestra boca, ya que pueden mover o recorrer a los demás dientes para buscar un espacio y salir a la superficie.

Frenillo: El frenillo es el pliegue que une el labio con la encía, se ubica al centro de los dientes incisivos superiores (frenillo superior) e inferiores (frenillo inferior), de modo que une la parte libre de la lengua con el suelo de la boca (frenillo lingual). En el caso del frenillo lingual, sucede que es demasiado corto y puede provocar problemas al hablar, o incluso la persona no puede sacar la lengua más allá de los dientes, ni tocarse con la lengua el labio superior. A este problema se le denomina “frenillo corto” o “lengua fija”. Por otro lado los frenillos superior e inferior, separa los dientes frontales, al grado que queda un gran espacio entre ellos, además de que ocasiona problemas de fonética, ya que al hablar se produce un sonido o silbido.

Dientes retenidos: Los dientes retenidos son aquellos que no han salido correctamente a la superficie bucal. Por lo que se deben extraer y reacomodar las piezas dentales de forma que no existan espacios en la encía.

• Dientes supernumerarios: Estos dientes son aquéllos que pueden estar presentes en la boca, pero sobran, no son dientes incluidos en el juego dental, sino que pueden estar detrás, enfrente o encima de los dientes que normalmente tenemos. Pueden salir o estar retenidos dentro de la encía.

• Glándulas salivales: Suele suceder que las glándulas salivales sufran algún trastorno o enfermedad, tales como alguna infección, se pueden obstruir o presentar algún tipo de cálculo, quiste o tumor. La cirugía realizada a estas glándulas se puede hacer parcial o total, extrayendo muestras de ella para descartar la posibilidad de que exista la presencia de cáncer.

• Maxilares: La cirugía de los maxilares se realiza en aquellas personas que tienen alguno de los huesos maxilar o mandíbula movidos, lo que les puede ocasionar problemas al hablar, comer o dormir.

Los cuidados posteriores que se deben tener al practicarse una cirugía bucal son: Tratar de masticar muy suavemente, mantener la gasa que el doctor ponga sobre la cirugía para evitar que entre comida, al comer debe consumir alimentos que no sean demasiado calientes, y que sean en la medida de lo posible libres de grasa, evite comer semillas, palomitas o cualquier otro alimento que sea muy duro y que pueda lastimar la herida, mantener, dentro de lo posible la rutina normal de higiene bucal, tome el medicamento indicado por el médico para evitar infecciones y dolor muy intenso.

En Endoperio Dental Center contamos un equipo de especialistas que siempre te ayudarán a mejorar tu salud bucal. Llámanos 3 24 80 08.

Servicios dentales

Agendar una cita

¿Deseas agendar una cita? Llena el siguiente formulario con todos tus datos para agendarla.