Problemas dentales más frecuentes en los niños

Los niños están propensos a presentar algunos problemas dentales, algunos considerados como normales por naturaleza, otros que se generan al paso del tiempo y debido tanto a su alimentación, como a sus hábitos de aseo.

Entre los 5 a los 7 meses, los bebés empiezan a presentar lo que se llama “dentición” que es el brote de los primeros dientes. Esto generalmente les produce molestias, una de ellas es la salivación excesiva, la comezón y deseo de morder cualquier cosa, así como un poco de fiebre o dolor estómago por la ingesta de la propia saliva. Todos estos síntomas hasta cierto punto son normales, pero si el bebé lo presenta de forma muy aguda, debe acudir a su médico para evitar que las molestias vayan más allá, y así brindar al pequeño mayor alivio.

Existe otro problema muy común entre los niños de entre 1 y 2 años, que duermen con el biberón de leche o jugo, debido a lo cual las caries se empiezan a formar por este mal hábito. Es recomendable que si el bebé se queda dormido con un biberón se prefiera llenarlo con agua o algún líquido que no contenga tanta cantidad de azúcar, puede ser un té sin endulzar. De esta forma, se previene la formación de caries.

Los bebés y niños pequeños pueden tener el mal hábito de chuparse el dedo, esto puede que se vea normal y hasta cierto punto provoque ternura en los adultos que lo rodean, lo cierto es que a medida que pasa el tiempo, esta costumbre ocasiona que los dientes presenten una malformación una vez que han salido, incluso se atribuyen ciertas infecciones a la succión del pulgar en los niños pequeños.

La caries es un problema que se presenta a todas las edades, y en los niños no es la excepción, ya que por sus hábitos alimenticios ricos en azúcares, almidones, proteínas y cereales aumenta la probabilidad de que un niño pueda estar más expuesto a que las caries se formen en sus dientitos. Es normal que un niño coma varias veces al día, por tanto es indispensable empezar a enseñarles que debemos cuidar y mantener una buena higiene bucal, que para ellos debe ser mínima de 2 veces al día.

Los niños por naturaleza, quieren jugar todo el tiempo, o bien practicar algún deporte, lo que los expone a que reciban un golpe que les pueda fracturar un diente o bien perderlo de forma prematura.

El cómo prevenir todos estos problemas es simplemente estar pendientes de la boca de nuestros pequeños, cualquier anomalía que presenten en sus dientes o encías debemos acudir de inmediato a una clínica dental, de esta forma el médico nos indicará cual es la mejor solución para sanar su problema y evitar su crecimiento.

Las visitas al dentista para niños es necesaria, al igual que la visita de los adultos. En Endoperio Dental Center, contamos con los mejores dentistas en Morelia, su tú o tu pequeño requiere de una revisión bucal de alta calidad, acude con nosotros, te asesoraremos y recomendaremos el mejor tratamiento a tu problema.

Servicios dentales

Agendar una cita

¿Deseas agendar una cita? Llena el siguiente formulario con todos tus datos para agendarla.